Tuesday, February 16, 2016

Rudolfo Fucile - “Trato de buscar la imagen mientras dibujo” Por Francisco Puñal

Rodolfo Fucile, ilustrador y dibujante, cuenta cómo es trabajar en los medios de comunicación, habla de su rol en el taller donde da clases y reivindica el amor por su oficio.


Con apenas 36 años, Rodolfo Fucile colaboró con Clarín, La Nación, Caras y Caretas, Brando, Revista Anfibia, First, Cinemanía, Roomin, La mujer de mi vida y Mavirock. También trabajó para editoriales de libros y agencias de publicidad, y es autor de los los libros Artistas irrelevantes (2008), Vicios y virtudes del Carnicero (2010) y El Supervisor (2012).

-Se cree que una imagen dice más que mil palabras. A la hora de hacer un dibujo para acompañar una nota periodística, ¿cuánto dejás volar tu imaginación?
-En los medios las fotos o ilustraciones siempre van acompañadas de títulos o epígrafes que le indican al lector cómo tiene interpretarlas. Esas palabras las escribe el editor o un redactor, no el autor de la imagen. Así que esa famosa frase habría que tomarla con pinzas. En cuanto al vuelo imaginativo, depende de cómo me relacione con el tema a ilustrar. En cualquier caso, trato de aportar una idea visual que complete el sentido del texto o dar una opinión, pero desde luego, no es lo mismo hacer un dibujo libre que ilustrar una nota, donde inevitablemente hay ciertos límites, como el tema o la línea editorial del medio.

-¿Cuándo empezaste a colaborar en medios?
-Mis primeros trabajos los hice para editoriales y agencias de publicidad, que son áreas en las que sigo trabajando. Las colaboraciones en medios llegaron después. Actualmente publico en Mavirock. Pese al tiempo que llevo trabajando en esto, sigo siendo un colaborador eventual. No tengo asegurada una cantidad de colaboraciones ni continuidad con ninguna editorial. Por esta razón, no puedo dedicarme a un solo rubro, como la ilustración de prensa o de libros. Es la situación en la que se encuentran la mayoría de los ilustradores.


-¿Cuándo o cómo fue que te diste cuenta de que querías dedicarte a la ilustración?
Siempre quise trabajar como dibujante. Cuando era chico me ganaba unos pesos pintando remeras o haciendo caricaturas por encargo. Mi intención era laburar en historieta o ilustración editorial. Necesitaba trabajar y no quería que el dibujo se  convirtiera en un hobby, así que en mi adolescencia empecé a tirar carpetas por todos lados y, de a poco, me fueron llamandode editoriales, agencias y medios gráficos.

-¿Sentís "miedo al papel en blanco"?
-La verdad es que no, porque trato de buscar la imagen mientras dibujo; digamos que pienso dibujando. Lo primero que hago es manchar el papel. Después garabateo, relaciono formas abstractas y, en ese proceso, voy estructurando la idea gráfica. A veces me sale de una. Otras veces tengo que ensuciar muchos papeles. Adopté este método para evitar que el exceso de verbalización me aleje del lenguaje del dibujo. Si no, uno piensa y especula mucho en el aire y cuando va al papel se da cuenta de que esa idea tan magnífica que se le había ocurrido no tiene cuerpo, porque en realidad estaba hecha de conceptos, no de formas.


-Durante los sábados de mayo estuviste a cargo de un taller de dibujo, ¿qué disfrutás más de enseñar?
-En el taller trato de acompañar al alumno en su proceso creativo y de orientarlo técnicamente con lo que necesite. No tengo una receta. Yo trabajo con su inquietud y básicamente con lo que produce ahí. De cualquier modo, el denominador común es el bloqueo perceptivo. Algunos dicen que “no les responde la mano” o que “no tienen imaginación”, pero el problema real suele ser la manera de mirar. Uno está rodeado de cosas que le son familiares pero tal vez nunca observó detenidamente. Entonces, cuando intenta representarlas, utiliza un ícono estereotipado. Eso es lo primero que trato de atacar.


Los trabajos de Rodolfo Fucile pueden verse en el blog del ilustrador

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?