Tuesday, July 28, 2009

RASTREANDO ROSTROS


El submarino amarillo
sirve para enfatizar la caracterización
John Lenon por O.Cuéllar.
La caracterización, nota predominante en O.Cuéllar
Una de sus pasiones es la fisonomía caricatográfica. Estará en la exposición Rastreando Rostros durante la XXII Feria Internacional del Libro de Bogotá. En su obra también están presentes la exageración , la síntesis y el diseño. Sugerencia. Carlos Alberto Villegas* - Papel Salmón

La ilustración, ese ejercicio pedagógico asociado a la imprenta, pero con rastros profundos en los iluministas de las bibliotecas medievales, no solo se hace con dibujos. También la tipografía, la fotografía, la infografía son recursos que sirven para ilustrar un texto. Por eso cuando hablamos de ilustración caricatográfica, se establece claramente que nos referimos a aquel subgénero que utiliza el dibujo recargado para iluminar un texto pre-existente o pretexto. Y si uno es lo que hace, Orlando Cuéllar, O.Cuéllar , es sin lugar a dudas, un ilustrador caricatográfico, aunque también haya publicado chistes gráficos en diarios y revistas de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, España, México y Colombia y haya participado en exposiciones colectivas en Cuba, España y Colombia.
Fisonomía caricatográfica
En Colombia las ilustraciones de O.Cuéllar han circulado a través de los diarios El Espectador y El tiempo y las revistas Credencial , Cromos , Aló , Carrusel . En el exterior se pueden citar las revistas Courrier Internacional de Francia, Index on censorship de Inglaterra y Eins de Alemania. Y para completar su oficio primordial se deben incluir también las ilustraciones de libros escolares para las editoriales Norma y Educar .
Sin embargo, una de las pasiones de O.Cuéllar es la fisonomía caricatográfica. De hecho, la primera exposición de Rastreando Rostros la realizó en compañía del Maestro Calarcá en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en 2002. Iniciativa quijotesca que encontró acogida en la Universidad de Alcalá de Henares. Por ello mismo, es uno de los protagonistas de la presente edición.
Aunque también en las fisonomías de O.Cuéllar estén presentes la exageración , la síntesis y el diseño ; es la caracterización la nota predominante que sobresale en el conjunto de su obra. Sus personajes no son sometidos a la desmesura de Turcios , ni al diseño simbólico de Elena , ni a las búsquedas sintéticas de Calarcá , ellos son caracterizados fundamentalmente a través de la forma de sus rasgos preeminentes y de los contextos de sus narrativas.
El acartonamiento del príncipe Carlos de Gales y su entredicha y decadente monarquía , por ejemplo, están caracterizados mediante los gustos de clase de las bibliotecas burguesas. La viñeta, primorosa y meticulosamente elaborada, emula a las filigranas de los maestros encuadernadores con un hiperrealismo preciosista que no es circunstancial. Quienes detallen el fondo de la biblioteca podrán apreciar que los volúmenes se repiten con una monótona modularidad y que los estantes del primer plano revelan el tema de esta sección de la biblioteca: la historia de los monarcas ingleses.
Entre la previsible modularidad del libro correspondiente al futuro rey William V , y la voluminosa y colorida presencia del libro de la Reina Elizabeth II , la impávida figura de Carlos de Gales. Los nombres y las características de los tomos pueden pasar desapercibidos, pero tienen el valor semiótico de aumentar el peso de los reyes sobre la personalidad cenicienta del heredero de la Corona. Paradójicamente, el más vivo de los objetos de la biblioteca, es el muerto menos histórico. Quienes comparen esta viñeta con las caricalomías de Quevedo, citada en las entregas anteriores, encontrarán un idéntico mecanismo en lo circunstancial como sustento de la sátira.
O.Cuéllar no sólo ha caracterizado la anodina presencia del príncipe de Gales, y la asfixiante presencia de la reina inmortal, sino también el apolillado ambiente de la monarquía. Sin una sola estridencia, el caricatógrafo ha extendido su obra del territorio de la fisonomía, a la sátira política, para instalarse con propiedad narrativa en el escenario del chiste gráfico. Desplazamientos significativos de su maestría narrativa.
Técnica del acrílico
Su John Lenon , es otro ejemplo en el que la circunstancia del submarino amarillo , sirve de correlato para enfatizar la caracterización. Claro, se precisa la memoria de viejito rockanrolero o de apasionado seguidor de los Beatles para fijarse en el detalle. Al igual que en el anterior ejemplo, en esta fisonomía, el ambiguo dato visual de una paloma de la paz que vuela en las profundidades oceánicas o un submarino que surca los cielos, le hace un guiño al chiste gráfico.
Interesante síntesis por ocultamiento consigue en la fisonomía de Angelina Jolie; en ella, el diseño narrativo favorece el logro: detrás de una planeadísima y bien compuesta puerta que impide el paso del receptor, medio rostro sobra y basta para caracterizar a la actriz y para exaltar su inquietante belleza, convertida en un sueño fetichista de la sociedad del siglo XXI.
En ésta, como en la anterior muestra de Rastreando Rostros , se aprecia la maestría de O.Cuéllar en el manejo de la moderna técnica del acrílico. Quien lo dude que vuelva sobre la fisonomía de Botero y esas calidades del bronce conseguidas sin la intervención del computador.
Y atención que el uso del computador es solo una técnica más que no le resta mérito al artista. ¿Cuantas personas que tienen a su alcance un ordenador con procesador de texto han escritos obras de la grandeza de Cien Años de Soledad ?
Más allá de las apariencias
Que basten estos ejemplos para incitar al visitante a encontrar en la exposición las polisemias profundas de O.Cuéllar que le agregan sentido a una obra aparentemente tranquila. De las aguas mansas sálveme dios, que de las bravas me salvo yo, decían los abuelos cuando enfrentaban situaciones de calma chicha. Ratifico mi regocijo con esta creación que conlleva corrientes, historias y pasiones de fondo que pueden pasar desapercibidas pero que inquietan y asombran gratamente a aquel lector que tenga el tiempo y los códigos para ver más allá de las apariencias.
Detrás de las hieráticas figuras se podría adivinar un drástico manejo del tiralíneas y del compás e ingentes horas de labor sobre el original. No obstante, la precisión del autor señala que prefiere dibujar a mano alzada y en algunos casos con plantillas o curvígrafos por si es necesario afirmar líneas previamente dibujadas. Para las delimitaciones de área y los detalles un pincel fino o la plumilla.
¿Y en el manejo del color?
“En la etapa de color la paleta es muy básica, los tres colores primarios más el negro, y el blanco que aplico en caso de necesitar algún efecto de brillo en el terminado. No uso colores diferentes salidos del tubo, la inmensa paleta cromática es bellísima pero me satisface mucho buscar y encontrar colores en la mezcla. Todos los colores resultantes los pruebo brevemente en papel aparte antes de aplicarlos al original. Casi siempre trabajo primero los planos posteriores y los elementos que contextualizan al personaje y por último las caras y en éstas los ojos y las bocas”, dice O.Cuéllar .
Una condición de ejecución que revela una exigencia personal en busca de una voz y un estilo propio, a la vez que subraya su paciencia de artesano, su rigor estoico y un diálogo profundo y respetuoso con los materiales; pero, sobre todo, una inconcebible capacidad de sugerencia que escapa al ojo habituado a las lecturas presurosas.
*Artista, escritor y gestor cultural.

CARLOS ALBERTO VILLEGAS URIBE

http://termitacaribe.blogspot.com/

http://www.youtube.com/watch?v=rWXjhmzP6k4http://lacomunidad.elpais.com/tags/carlos-alberto-villegas-uribe

http://bitacoradeulises.blogspot.com/

http://redreir.blogspot.com/

http://ahiestapinta2.blogspot.com/


Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?